Ramón Raposo: «Asesinato de pastores evangélicos muestra como población vive en carne propia desenfrenos de la PN»

 

Santo Domingo, RD.- El periodista y activista social Ramón Raposo manifestó este domingo que la ciudadanía está pagando “en carne propia” las consecuencias de los desenfrenos cometidos por los agentes de la Policía Nacional.

Al referirse al caso de los pastores evangélicos Eliza Muñoz y Joel Díaz, quienes resultaron muertos a tiros al ser confundidos por agentes de la Policía Nacional, en un hecho que consternó a la sociedad dominicana, Raposo sostuvo que este acontecimiento debe llamar la atención a las autoridades en torno al verdadero rol que debe jugar la uniformada.

El destacado comunicador manifestó que cada vez que la Policía Nacional comete un “desliz o una de las denominadas malas prácticas, comunes en la institución del orden” una comunidad llora la pérdida de un ser humano trabajador y productivo, como fue el caso del asesinato de los jóvenes pastores.

Indicó que a pesar de que el Presidente de la República Luis Abinader ordenó la separación de los agentes involucrados en el bochornoso acontecimiento y la inmediata puesta a disposición de la justicia, la situación amerita que el jefe de Estado le dé una respuesta contundente a la sociedad.

Raposo consideró que tanto el ministro de Interior y Policía Jesús Vásquez Martínez, como el director de la Policía Nacional mayor general Edward Ramón Sánchez, deben explicar a la sociedad cual es el criterio de los planes que ejecutan los organismos de seguridad del Estado.

Se recuerda que, los jóvenes pastores Elisa Muñoz y Joel Díaz fueron ultimados la noche del pasado martes cuando el vehículo en que se desplazaban hacia Santo Domingo desde el municipio de Villa Altagracia, tras acudir a un culto religioso, fue impactado por múltiples disparos próximo a un retén de la Policía Nacional.

De acuerdo a la versión de un sobreviviente que iba con ellos, los agentes los mandaron a parar y luego, sin mediar palabras, les entraron a tiros al vehículo resultando muerta la pareja de pastores, el hecho ha consternado a toda la sociedad dominicana.